Jarama Directo
El nuevo partido político de Paracuellos del Jarama

Promotor de la Democracia Directa

Propuesta de ordenanza de tráfico, circulación y seguridad vial de Paracuellos 2013 (14/03/2013)

   

En el pasado pleno del 22 de enero se acordó aprobar inicialmente la propuesta de nueva ordenanza de tráfico, circulación y seguridad vial. El pasado 20 de febrero se publico en el BOCM (http://www.bocm.es/boletin/CM_Orden_BOCM/2013/02/20/BOCM-20130220-79.PDF), y desde entonces estará en informacion publica por el plazo de un mes.



Merece remarcar que hemos exigido a través del formulario de la web municipal y mediante repetidos correos personales así como en varias conversaciones con la concejala responsable Dña. Natalia Montero San Martín, que se haga pública dicha ordenanza. No hubo otra respuesta que el silencio.

E sto es ocultar manifiestamente la ordenanza para que nadie pueda verla fácilmente, dejándonos a los vecinos escueto cauce oficial, que es acudir personalmente al Ayto. Los paracuellenses tenemos derecho a que cumplan las promesas de la mayor transparencia que prometieron los que nos gobiernan, porque la "participación" ciudadana se ha convertido en "manipulación" ciudadana. JaDi en un esfuerzo que debiera haber sido municipal, si se compromete con los vecinos.

La nueva ordenanza repite mucha de la nomativa nacional y autonómica de la materia, regula algunos aspectos que estaban poco claros, pero en contrapartida:

- deja la puerta abierta para crear las indeseables zona de estacionamiento de pago (O.R.A.)

- limita la velocidad en el casco urbano a 30 km/h, cuando la carretera M113 debería ser una excepción, basta ver todos los días que sobre las 9 hs en dirección Madrid hay colas de atasco de varios kilómetros.

- limitará el aparcamiento de autocaravanas a 72 hs (en contra de la normativa nacional en vigor desde 2007 que las homologa como turismos, con los mismos derechos, además hay sentencias que avalarán la ilegalidad de esta propuesta)

- prohibe expresamente que un particular tenga un vehículo con el clásico cartel de "se vende" en la via pública... esto no es ayudar en tiempos de crisis.

- prohibe la circulación de vehiculos articulados en el casco urbano, cuando los autobuses articulados actualmente ya lo hacen

- evita mencionar el permiso de parcar el propietario su coche en su vado, que fue una de las ventajas que tenemos los paracuellenses en el tema del vado.

- limita el estacionamiento en la via pública a 30 días ¿que ocurrirá cuando nos vayamos de vacaciones? lo lógico son 60 días

- elimina la posibilidad de que quien quiera pueda donar un vehiculo al Ayuntamiento y esta lo "recicle" como vehiculo municipal (iniciativa pionera en España y que instauró quien escribe en Paracuellos en 2008 y que permitió que ahora haya una flota de 4 vehiculos procedentes de esta fórmula).

Hemos remarcado estas frases conflictivas del texto de la ordenanza, para que quien lo desee presente alegaciones, ya que hay tiempo hasta el próximo 27 de marzo.

 

ORDENANZA REGULADORA DEL TRÁFICO, CIRCULACIÓN Y SEGURIDAD VIAL

DE PARACUELLOS DE JARAMA

 

 

ÍNDICE

 

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

 

TÍTULO PRELIMINAR

Competencia, objeto, ámbito de aplicación y legislación supletoria

 

Artículo 1-Objeto y fundamento legal

Artículo 2 - Ámbito de aplicación

Artículo 3 - Legislación supletoria

 

TÍTULO I

Normas generales de tráfico y seguridad vial

 

Capitulo 1

De la señalización y de los agentes

Articulo 4- Señalización

Articulo 5.- Agentes

 

Capítulo 2

Conductores, peatones, circulación de animales y usuarios de la vía

Artículo 6 - Obligaciones de los conductores y usuarios de la vía

Artículo 7.- Prohibiciones

Artículo 8 - Peatones

Artículo 9 - Excepciones

Artículo 10.- Prohibiciones

 

TÍTULO II

Zonas con regulación circulatoria especifica

 

Capítulo 1

De los pasos v zonas peatonales

Artículo 11.- Pasos peatonales

Articulo 12 - Zonas peatonales

Artículo 13.- Limitaciones en las zonas peatonales

Artículo 14. Excepciones a las limitaciones en zonas peatonales

Capitulo 2 De los carriles bici

Artículo 15.- Competencia

Artículo 16.- Norma general Artículo

17.- Prohibición general

 

Capítulo 3

De las zonas especiales

Artículo 18.- Concepto

Artículo 19 – Competencia

 

TÍTULO III

Ocupación de la vía pública

 

Capítulo 1 Normas generales

Artículo 20 - Utilización y aprovechamiento del dominio público

Articulo 21- Señalización

Artículo 22 - Retirada de obstáculos

 

Capitulo 2

De las operaciones de carga v descarga. circulación de vehículos pesados y de longitudes especiales

Articulo 23.- Competencia

Articulo 24.- Obligaciones en general

Articulo 25 - Normas específicas en las obras

Artículo 26.- Instalación de contenedores de obras

Articulo 27.- Retirada de los contenedores de obras

Articulo 28 - Transporte de mercancías

Artículo 29 - Circulación de transportes pesados, grandes transportes y caravanas

 

Capítulo 3

De las actuaciones en la vía pública

Artículo 30.- Autorización o licencia municipal

Artículo 31.- Garantía o aval

Artículo 32.- Eventos deportivos, culturales y fiestas populares

Artículo 33 - Vados

Artículo 34.- Reservas de estacionamiento

Artículo 35.- Rodajes

Artículo 36 – Instalaciones

 

Capitulo 4

Señalización y balizamiento de las ocupaciones de las vías públicas por la realización de obras v trabajos

Articulo 37.- Características generales de la señalización

Articulo 38 - Señalización y balizamientos mínimos

Articulo 39 - Señalización complementaria

Articulo 40 - Señalización nocturna

Artículo 41- Modo de efectuar las ocupaciones

Articulo 42 - Ocupaciones en pasos peatonales

Articulo 43 - Uso indebido de la vía pública

 

Capitulo 5

De la venta ambulante

Articulo 44 - Concepto

Articulo 45.- Emplazamientos

 

Capitulo 6

Inmovilización de vehículos

Articulo 46.-Causas

Artículo 47.-Otros supuestos

 

Capítulo 7

Retirada de vehículos

Articulo 48 - Supuestos

Artículo 49 - Casuística

Articulo 50 - Otros supuestos

 

Capitulo 8

Limitaciones a la circulación

Articulo 51.-Medidas

Articulo 52.-Limitación por peso y ejes

Articulo 53.- Otras limitaciones

Articulo 54.-Vehículos de tracción animal

Articulo 55 - Prácticas de conducción. Autoescuelas

Articulo 56 - Carriles excluidos y de protección

Articulo 57.- Cierre de carriles

 

Capítulo 9

De los vehículos abandonados

Artículo 58 - Concepto

Artículo 59 - Procedimiento para recuperar la disponibilidad de la vía

 

TÍTULO IV

Parada y estacionamiento

 

Capítulo 1 De la parada

Artículo 60 - Concepto

Artículo 61.- Prohibiciones

Artículo 62 - Lugares

Artículo 63. Auto-taxis

Artículo 64. Autobuses

Articulo 65. Transporte escolar

 

Capitulo 2

Del estacionamiento

Artículo 66 Concepto, forma y normas

Artículo 67.- Prohibiciones

Artículo 68. Camiones. Remolques y vehículos de gran tonelaje

Artículo 69. Motocicletas y ciclomotores

Artículo 70 - Autorizaciones especiales

Artículo 71- Zonas O.R.A.

 

TÍTULO V

Minusválidos

 

Artículo 72.- Minusválidos

Artículo 73.- Clases de permisos

Artículo 74 - Documentación

Articulo 75. -Dictamen de persona de movilidad reducida

Articulo 76.- Validez de los permisos

Artículo 77.- Renovación

Artículo 78 - Características del modelo de tarjeta

Artículo 79 - Registro de tarjetas

Articulo 80 - Derechos del titular de la tarjeta

Articulo 81 - Deberes del titular de la tarjeta

Artículo 82 - Plaza en origen

Articulo 83.- Plaza en destino

Articulo 84 - Señalización

Artículo 85.- Estudio de necesidades

 

TÍTULO VI

Régimen sancionador

 

Capítulo 1

De la retirada de vehículos v objetos de la vía pública

Artículo 86. Supuestos de retirada del vehículo

Articulo 87 - Actos públicos, trabajos o servicios y casos de emergencia

Artículo 88. Gastos de retirada y depósito del vehículo

Articulo 89. Suspensión de la retirada del vehículo

Artículo 90. Retirada de objetos

 

Capítulo 2

De las infracciones v sanciones

 

Artículo 91. Infracciones. Naturaleza y calificación

Artículo 92. Graduación de las sanciones

Artículo 93.- Recaudación de multas

 

Capítulo 3

Responsabilidad y procedimiento sancionador

 

Artículo 94 - Sujetos responsables

Artículo 95. Normas generales en el procedimiento

Artículo 96.- Denuncias

Artículo 97 - Órgano instructor y sancionador competente

Artículo 98 - Recursos

Artículo 99 - Prescripción de las infracciones

Artículo 100 - Anotación y cancelación


ORDENANZA REGULADORA DEL TRÁFICO, CIRCULACIÓN Y SEGURIDAD VIAL

DE PARACUELLOS DE JARAMA

 

EXPOSICION DE MOTIVOS

 

Las Entidades Locales gozan de autonomía para la gestión de los intereses que les son propios. El artículo 25 de la Ley 7/1985, Reguladora de Bases de Régimen Local, así como su texto refundido. Real Decreto Legislativo 781/1986. establecen que la ordenación del tráfico de vehículos y personas en las vías urbanas será competencia de las Entidades Locales, que siempre la ejercerán dentro del limite establecido por la legislación del Estado y de las Comunidades Autónomas.

La Ley sobre Tráfico. Circulación de Vehículos y Seguridad Vial, aprobada por el Real Decreto Legislativo 339/1990, de 2 de marzo, atribuye en su artículo 7 a los municipios la facultad de regular mediante disposición de carácter general los usos de las vías urbanas cuando no esté expresamente atribuida a otra Administración

El crecimiento progresivo de Paracuellos de Jarama obliga a la elaboración de una ordenanza que, de manera sistemática, regule los aspectos relacionados con la circulación dentro del municipio, lo que significa que la ordenanza reguladora del tráfico, circulación y seguridad vial de Paracuellos de Jarama es complementaria a la legislación vigente estatal y autonómica reguladora de la materia.

La ordenanza reguladora del tráfico, circulación y seguridad vial de Paracuellos de Jarama (Madrid) contiene un total de 100 artículos, englobados en 6 Títulos. Asimismo, contiene un anexo que comprende la relación codificada de infracciones a los preceptos de esta ordenanza, asi como sus respectivas sanciones.

 

TÍTULO PRELIMINAR

Competencia, objeto, ámbito de aplicación y legislación supletoria

 

Artículo 1.- Objeto y fundamento legal

La presente ordenanza tiene por objeto la ordenación, control y regulación del tráfico en las vías urbanas de este municipio, en ejercicio de la potestad que se reconoce a los municipios en el artículo 25.2.b) de la Ley 7/1985, de 2 de abril Reguladora de las Bases del Régimen Local, y en el artículo 7 del Real Decreto Legislativo 339/1990, de 2 de marzo, por el que se aprueba el Texto Articulado de la Ley sobre Tráfico. Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial.

Las normas de esta Ordenanza complementan lo dispuesto en el Real Decreto Legislativo 339/1990. de 2 de marzo, por el que se aprueba el Texto Articulado de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial, y en el Real Decreto 1428/2003, de 21 de noviembre, por el que se aprueba el Reglamento General de Circulación para la aplicación y desarrollo del Texto Articulado de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial aprobado por el Real Decreto Legislativo 339/1990, de 2 de marzo.

 

Articulo 2.- Ámbito de aplicación

Las disposiciones de la presente Ordenanza serán de aplicación y obligarán a todos los usuarios en todas las vías públicas urbanas del municipio de Paracuellos de Jarama, entendiendo como tales toda vía pública de titularidad municipal situada dentro del término municipal.

 

Articulo 3.- Legislación supletoria

En aquellas materias no reguladas expresamente por la presente ordenanza o en las normas que, basándose en la misma, dicte la autoridad municipal, se aplicará el Real Decreto Legislativo 339/1990. de 2 de marzo, y los Reglamentos que lo desarrollen, en concreto el Reglamento General de Circulación. Asimismo, también serán de aplicación el Real Decreto 818/2009, de 8 de mayo, por el que se aprueba el Reglamento General de Conductores; el Real Decreto 2822/1998, de 23 de diciembre, por el que se aprueba el Reglamento General de Vehículos, y el Real Decreto 320/1994, de 25 de febrero, por el que se aprueba su Reglamento de Procedimiento Sancionador, así como la legislación posterior reguladora de la materia que se desarrolle

 

 

TITULO I

Normas generales de tráfico y seguridad vial

 

Capítulo 1 De la señalización y de los agentes

 

Artículo 4.- Señalización

La señalización de las vías urbanas corresponde a la autoridad municipal. La Alcaldía o el concejal-delegado ordenarán la colocación, retirada y sustitución de las señales que en cada caso proceda, previo informe de los servicios técnicos correspondientes.

La instalación, retirada, traslado o modificación de la señalización requerirá la previa autorización municipal. La autorización determinará la ubicación, modelo y dimensiones de las señales a implantar, siempre de acuerdo con la señalización homologada para las vías urbanas.

La autoridad municipal, en casos de emergencia o bien por la celebración de actos deportivos, culturales o de cualquier otra naturaleza, susceptibles de producir grandes concentraciones de personas o vehículos, podrá modificar temporalmente el tráfico existente y adoptar, en su caso, todas las medidas preventivas necesarias para garantizar la seguridad de las personas y vehículos y una mayor fluidez en la circulación.

Solamente se podrán autorizar las señales informativas que, a criterio de la Autoridad Municipal tengan un auténtico interés público.

No se permitirá la colocación de publicidad en las señales o junto a ellas

Se prohibe la colocación de toldos, adhesivos, carteles, anuncios e instalaciones en general que deslumbren, impidan o limiten a los usuarios la normal visibilidad de semáforos y señales, o puedan distraer su atención.

Se prohibe a los particulares instalar, modificar, cambiar de situación o retirar señales de la vía pública, tanto si se trata de señalización temporal como indefinida

El Ayuntamiento procederá a la retirada inmediata de toda aquella señalización que no esté debidamente autorizada o no cumpla las normas en vigor de forma, colocación o diseño.

Todas aquellas empresas o compañías cuya actividad se desarrolla en la vía pública, ya sean de suministro, obras públicas, etc., están obligadas a señalizar convenientemente la misma en función de la alteración que suponga para el tráfico rodado y el peatonal. Asimismo, una vez acabada su actividad, están obligadas a restituir las condiciones del tráfico y su señalización a la situación original.

 

Artículo 5.- Agentes

Una vez establecida la ordenación de la circulación y la señalización fija y variable en las vías a que se refiere la presente ordenanza, corresponderá a los agentes de la Policía Local vigilar su cumplimiento, regular el tráfico mediante sus indicaciones y señales y formular las denuncias que procedan por las infracciones que se cometan contra lo dispuesto en esta ordenanza, Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial, y demás disposiciones complementarias, de acuerdo con la normativa vigente y con las disposiciones que dicten los órganos y las autoridades con competencia en materia de tráfico.

 

Capítulo 2

Conductores, peatones, circulación de animales y usuarios de la vía

 

Artículo 6.- Obligaciones de los conductores y usuarios de la vía

Los conductores y los usuarios de la vía deberán cumplir, entre otras, con las siguientes obligaciones:

•  Los conductores y usuarios de la vía deberán obedecer con la máxima celeridad las señales e indicaciones que en el ejercicio de la facultad de regulación del tráfico efectúen los agentes de la Policía Local.

•  Cuando, en casos puntuales, la Policía Local recabe el auxilio de la Guardia Civil de Tráfico o de la Agrupación de Voluntarios de Paracuellos de Jarama,. las indicaciones de estos deberán ser igualmente respetadas por los usuarios de las vías urbanas como propias de los agentes de Policía Local.

Cuando los conductores de bicicleta circulen en grupo por el casco urbano serán considerados como única unidad móvil, por lo que los conductores de vehículos a motor estarán obligados a ceder el paso a la totalidad del grupo.

•  El límite máximo de velocidad de marcha autorizado en las vías del casco urbano reguladas por la presente ordenanza es de 30 kilómetros por hora, sin perjuicio de que la autoridad municipal, vistas sus características peculiares, pueda establecer en ciertas vías límites inferiores, regulado siempre mediante la señalización vertical y horizontal correspondiente.

•  Todo conductor que produzca daños en las señales reguladoras de la circulación, o en cualquier otro elemento de la vía pública, vendrá obligado a ponerlo en conocimiento de la autoridad municipal a la mayor brevedad posible, sin perjuicio de la sanción que procediera imponerle o la acción que pueda corresponder al Ayuntamiento de Paracuellos de Jarama para exigir el reembolso del coste económico afectado.

•  El conductor que causare algún daño a cualquier vehículo estacionado sin conductor vendrá obligado a procurar la localización del titular del vehículo y a advertir al conductor del daño causado, facilitando su identidad. Si dicha localización no resultara posible, deberá comunicarlo a la Policía Local, al agente de la autoridad más próximo o, en su defecto, a persona que pueda advertir al propietario del vehículo dañado.

 

Artículo 7 - Prohibiciones

Los conductores y usuarios de la vía deberán observar, entre otras, las siguientes prohibiciones:

•  No podrán circular por las vías objeto de esta ordenanza los vehículos con niveles de emisión de ruido superiores a los establecidos en la normativa reguladora del medio ambiente aplicable.

•  En las zonas peatonales, en calles de un solo carril o de gran aglomeración de personas, los vehículos no podrán sobrepasar la velocidad de 10 kilómetros por hora.

•  Por cuanto impide la libre circulación, se prohibe el estacionamiento de caravanas, auto-caravanas, remolques o similares por tiempo superior a setenta y dos horas en el término municipal regulado por el presente texto.

 

Artículo 8.- Peatones

Los peatones deberán cumplir las siguientes obligaciones:

•  Deberán transitar por las aceras, pasos y andenes a ellos destinados, gozando siempre de preferencia las personas con discapacidad que se desplacen en sillas de ruedas, o con movilidad reducida temporalmente, así como progenitores, autorizados por estos o tutores con menores que sean desplazados en sillas de paseo o similares
•  Los peatones deberán abstenerse de detenerse formando grupos en las aceras, cuando ello obligue a otros usuarios a circular por la calzada.
•  Los peatones que precisen cruzar la calzada lo efectuarán con la máxima diligencia, sin detenerse ni entorpecer a los demás usuarios ni perturbar la circulación.
•  En los pasos regulados por los agentes de la autoridad, los peatones deberán en todo caso obedecer las indicaciones que sobre el particular efectúen estos.
•  Los peatones deberán cruzar por los pasos de peatones señalizados.

 

Articulo 9.- Excepciones

Se establecen las siguientes excepciones a las obligaciones señaladas en el artículo anterior:

•  Los peatones podrán circular por la calzada cuando así lo determinen los agentes encargados de la vigilancia del tráfico.
•  Cuando no existieran zonas para la circulación de peatones, estos podrán transitar por la calzada por el lugar más alejado de su centro.
•  Cuando no exista un paso de peatones señalizado en un radio de 50 metros, el cruce se efectuará por las esquinas y en dirección perpendicular al eje de la vía, excepto cuando las características de la misma o las condiciones de visibilidad puedan provocar situaciones de peligro.
•  Cuando una obra ocupe la totalidad de una acera o anden, los peatones deberán transitar por el paso provisional habilitado a tal efecto.

 

Artículo 10.- Prohibiciones

Se prohibe a los peatones:

•  Cruzar la calzada por lugares distintos de los autorizados o permanecer en ella.
•  No deberán penetrar en la calzada hasta tanto no se hayan cerciorado, a la vista de la distancia y velocidad a la que circulen los vehículos más próximos, de que no existe peligro en efectuar el cruce.
•  No podrán atravesar las plazas o glorietas por su calzada, debiendo rodearlas, excepto que lo permitan los pasos de peatones existentes al efecto.
•  Correr, saltar o circular de forma que moleste a los demás usuarios, incluido el uso de monopatines o similares.
•  Esperar a los autobuses y demás vehículos de servicio público fuera de los refugios o aceras, o invadir la calzada para solicitar su parada.
•  Subir o descender de los vehículos en marcha.
•  Realizar actividades en las aceras, pasos, calzadas, arcenes o. en general, en zonas contiguas a la calzada, que objetivamente puedan perturbar a los conductores o ralentizar o dificultar la marcha de sus vehículos, o puedan dificultar el paso de personas con movilidad reducida.

 

 

TÍTULO II

Zonas con regulación circulatoria específica

 

Capítulo 1 De los pasos y zonas peatonales

 

Articulo 11.- Pasos peatonales

Los pasos para peatones se señalizarán horizontalmente con una serie de líneas de gran anchura dispuestas sobre el pavimento en bandas paralelas al eje de la calzada y formando un conjunto transversal a la misma. Podrán utilizarse líneas de otros colores que alternen con las blancas.

 

Artículo 12.-Zonas peatonales

La autoridad municipal podrá ordenar el cierre a la circulación rodada, parcial o totalmente, con carácter provisional o definitivo, de aquellas vías públicas o de uso público que se estimen oportunas.

Por decreto de la Alcaldía-Presidencia se podrá regular o complementar el régimen de las zonas peatonales.

Las áreas peatonales deberán estar provistas de la oportuna señalización a la entrada y salida, señalización que se complementará con elementos móviles que impidan el acceso y circulación de vehículos por el interior de la zona afectada, salvo que su condición sea evidente por su diseño, estructura, ornamentación o pavimentación.

 

Articulo 13.- Limitaciones en las zonas peatonales

En las áreas peatonales la prohibición de circulación y estacionamiento de vehículos podrá:

•  Comprender la totalidad de las vías que estén delimitadas por su perímetro o únicamente algunas.
•  Limitarse o no a un horario preestablecido
•  Ser de carácter fijo o referirse solamente a determinados días de la semana.

 

Articulo 14. Excepciones a las limitaciones en zonas peatonales

Cualesquiera que sean las limitaciones establecidas no afectarán a la circulación y al estacionamiento de los siguientes vehículos:

•  Los que realicen labores de carga y descarga, dentro del horario al efecto habilitado.
•  Los vehículos de urgencia y de servicio público, mientras se hallen realizando servicios de esta naturaleza.
•  Los vehículos autorizados y que se encuentren en posesión de la correspondiente tarjeta expedida por el departamento competente en materia de circulación, siempre que se trate de vehículos oficiales o de servicios municipales.

 

Capítulo 2 De los carriles bici

 

Articulo 15.- Competencia

La Administración Municipal podrá establecer carriles para la circulación exclusiva de bicicletas, los cuales estarán debidamente señalizados.

 

Artículo 16.- Norma general

Los carriles para bicicletas no podrán atravesar zonas peatonales o parques públicos. No obstante, si se dispusiese lo contrario, las bicicletas se adecuarán a las circunstancias de la vía. extremando su precaución cuando el carril bici atravesare zonas peatonales o parques públicos.

 

Artículo 17.- Prohibición general

Por dichos carriles queda prohibida la circulación y estacionamiento de todo tipo de automóviles, motocicletas, ciclomotores y quads o similares, con las mismas excepciones indicadas en el artículo 14 de la presente ordenanza.

 

Capítulo 3 De las zonas especiales

 

Artículo 18.- Concepto

Se entenderán como zonas especiales aquellas que se establezcan por el departamento competente en materia de circulación con motivo de seguridad, salud pública, limitación de tráfico, realización de actos diversos, deportivos, festivos, culturales, obras, etcétera.

 

Artículo 19.- Competencia

La autoridad municipal se reserva la potestad de establecer y delimitar cuantas zonas considere necesarias con el fin de delimitar prohibir, así como regular la circulación dentro del término municipal.

 

TÍTULO III Ocupación de la vía pública

 

Capítulo 1 Normas generales

 

Artículo 20.- Utilización y aprovechamiento del dominio público

Se prohibe la colocación en la vía pública de cualquier obstáculo u objeto que pueda dificultar la circulación de peatones o vehículos.

Con carácter general, la ocupación del dominio público por causa de actividades, instalaciones u ocupaciones requerirá la previa obtención de licencia o autorización municipal, tanto si incide en vía pública de titularidad municipal como en aquellos casos de titularidad de otras Administraciones, cuando el municipio tenga atribuidas competencias al menos en materia de ordenación y regulación del tráfico.

Este tipo de licencias o autorizaciones de ocupación de las vías públicas, aunque incidan en la materia objeto de regulación por esta ordenanza, deberán ajustarse a la normativa de bienes de las Entidades Locales, pues suponen una utilización y aprovechamiento del dominio público local.

 

Artículo 21.- Señalización

Todo obstáculo que dificulte la libre circulación de peatones o vehículos, deberá estar debidamente protegido, señalizado y, en horas nocturnas, iluminado para garantizar la seguridad de los usuarios.

 

Artículo 22.- Retirada de obstáculos

Por parte de la autoridad Municipal se podrá proceder a    la retirada de obstáculos, con cargo a los gastos del interesado, cuando:

1- No se haya obtenido la correspondiente autorización.

•  Se hayan extinguido las circunstancias que motivaron la colocación del obstáculo u objeto.
•  Se sobrepase el tiempo de la autorización correspondiente o no se cumplan las condiciones fijadas en ésta.

 

 

Capítulo 2

De las operaciones de carga y descarga, circulación de vehículos pesados y de longitudes especiales

 

Artículo 23.- Competencia

El Ayuntamiento de Paracuellos de Jarama podrá dictar disposiciones que versen sobre las siguientes materias:

•  Señalización de zonas reservadas para carga y descarga
•  Delimitación de las zonas de carga y descarga.
•  Delimitación del peso y dimensiones de los vehículos para determinadas vías del municipio.
•  Horario permitido para realizar las operaciones de carga y descarga en relación con la problemática propia en las diferentes zonas del municipio.
•  Servicios especiales para realizar operaciones de carga y descarga, con expresión de días, horas y lugares.
•  Autorizaciones especiales para:

Camiones de nueve toneladas o más.

Vehículos que transporten mercancías peligrosas.

Otras.

 

Artículo 24.- Obligaciones en general

Las operaciones de carga y descarga se efectuarán por vehículos que no siendo turismos estén autorizados al transporte de mercancías y con esta definición sean clasificados en el permiso de circulación o posean la tarjeta de transportes, y siempre con estricta observancia de las siguientes normas:

•  El vehículo se estacionará junto al borde de la acera o en lugares donde no se produzca perturbación en la circulación y, en ningún caso, la interrupción de la misma Se podrá hacer uso de la reserva   mientras duren las operaciones de carga y descarga El tiempo máximo se fijará mediante la instrucción correspondiente.

•  Las mercancías se cargarán y descargarán por el lado del vehículo más próximo al bordillo de la acera o por la parte trasera.

•  La carga y descarga se efectuará con el máximo cuidado, procurando evitar ruidos y cualquier otra molestia a los vecinos, a los peatones o a otros usuarios de la vía.

•  Las operaciones de carga y descarga se efectuarán con la mayor celeridad, tanto cuando se realicen en un lugar de la vía pública especialmente reservado para la carga y descarga como cuando se realicen fuera de los lugares destinados al estacionamiento.

•  En ningún caso se almacenarán en las zonas transitables de las calzadas o aceras las mercancías u objetos que estén cargando o descargando.

 

Artículo 25.- Normas específicas en las obras

Los materiales de construcción no se podrán colocar sobre ningún registro que pueda existir en la vía pública de los correspondientes a los diferentes servicios que discurren bajo la misma (agua, alcantarillado, suministro de gas, alumbrado público, etcétera).

Si se acopiasen tierras o arenas se tomarán las medidas adecuadas para que estas no se introduzcan en los imbornales que puedan existir en la calzada para recogida de las aguas pluviales, de forma que no se obstruyan.

En el caso de que una obra ocupe la totalidad de un espacio de tránsito peatonal, se deberá habilitar un paso provisional con las oportunas medidas de seguridad

En la construcción de edificaciones de nueva planta, así como en cualquier obra de reforma total o parcial, demolición, excavación o canalización que requieran licencia urbanística municipal, los solicitantes de la misma deberán acreditar que disponen de espacio en el interior de la obra para efectuar las operaciones de carga y descarga.

Cuando ello no sea posible, las zonas de reserva de estacionamiento por obra se concederán previa petición motivada, debiendo acreditarse mediante el oportuno informe técnico la imposibilidad de reservar espacio dentro del recinto de la obra

La autoridad municipal, a la vista de la documentación aportada, determinará sobre la procedencia de la concesión y sobre los condicionantes de la misma, en su caso.

Cuando en la licencia de obras así se especifique, bastará como demostración de autorización municipal la tenencia de copia de la licencia de obras, siempre que esta indique las horas en que pueden acceder, cargar y descargar los distintos tipos de vehículos.

El titular de la licencia es responsable del cumplimiento de las normas y obligaciones establecidas en la presente ordenanza.

Las reservas que para tal uso o cualquier otro pudieran autorizarse devengarán la tasa o precio público que a tal efecto se determine en la ordenanza fiscal correspondiente.

 

Artículo 26.- Instalación de contenedores de obras

Se deberán observar las siguientes normas:

•  La instalación de contenedores en la vía pública está sujeta a licencia municipal y depósito de la fianza correspondiente. Los contenedores situados en el interior acotado de las obras no precisan de licencia pero sí deben ajustarse a las demás normas establecidas en el presente artículo.
•  La instalación de contenedores en la vía pública requerirá la notificación previa al Ayuntamiento, con indicación del lugar y tiempo de duración, instalándose el recipiente sin sobresalir de la línea exterior formada por los vehículos correctamente estacionados. Él Ayuntamiento se reserva el derecho a ordenar la retirada de contenedores, incluso cuando se hubiera realizado la notificación previa, cuando así lo aconsejaran las circunstancias de circulación o medioambientales de la zona.
•  Se prohibe la permanencia de contenedores y otros recipientes de recogida de escombros y residuos de obras en la vía pública cuando dichos recipientes se encuentren completos en su capacidad. A estos efectos, los materiales depositados no podrán rebasar en ningún caso el plano delimitado por las aristas superiores del recipiente, quedando prohibido el uso de suplementos o añadidos que permitan ampliar la capacidad del mismo.
•  Cuando se pretenda la instalación o colocación de contenedores en partes de la vía pública destinadas al tránsito de los peatones y con la misma anchura de dicho espacio se reduzca en más de un 50 por 100 y cuando afecte, de cualquier forma, a la circulación de vehículos, excepto en los supuestos de colocación en espacios destinados a estacionamiento de vehículos, el servicio municipal encargado de la concesión de la correspondiente licencia de ocupación requerirá, si lo estima oportuno, informe previo de la Policía Local que, a la vista de la documentación aportada, determinará sobre la procedencia de su concesión y sobre los condicionantes de la misma en su caso. El ancho del espacio disponible para el tránsito de peatones, una vez reducido por la colocación del contenedor, no podrá ser inferior a un metro.
•  No se emplazarán a menos de 5 metros de las esquinas.
•  No se emplazarán en los pasos de peatones, vados, reservas, sectores de prohibición de estacionamiento y parada y demás zonas impedidas por el Reglamento General de Circulación y demás normativa vigente.
•  Los agentes encargados de la vigilancia del tráfico podrán ordenar la inmediata retirada de todos aquellos contenedores que se encuentren en la via pública y dificulten el tránsito de peatones o tráfico de vehículos y carezcan de la correspondiente licencia de ocupación o incumplan las condiciones establecidas en la misma.
•  No se podrán colocar sobre las tapas de acceso a los registros de servicios públicos, ni sobre las alcantarillas de desagüe, ni alcorques de árboles, ni esquinas.
•  En los supuestos de vías insuficientemente iluminadas y siempre que sea preciso por la noche, se procederá a la señalización, balizamiento, etcétera, de manera que el contenedor sea perfectamente visible
•  Los   contenedores instalados en la calzada, deberán llevar en sus ángulos más cercanos al tráfico elementos reflectantes con una longitud mínima de 50 centímetros y una anchura de 10 centímetros, con el fin de que sean visibles tanto de día como de noche, debiendo figurar en los mismos el nombre o razón social, domicilio y teléfono del propietario del contenedor.
•  La   instalación de contenedores en aquellos lugares en que no esté permitido el estacionamiento requerirá la autorización previa de la autoridad municipal, quien concederá o denegará la solicitud según lo aconsejen las circunstancias de circulación, estacionamiento y medioambientales de la zona.
•  La   persona física o jurídica obligada a la notificación previa al Ayuntamiento o, en su caso, destinataria de la autorización preceptiva será el productor de los residuos, que también será el responsable de la correcta colocación de los contenedores. En todo caso, el instalador del contenedor deberá abstenerse de su colocación sin haber comprobado previamente que el productor de los residuos está en posesión de la copia de la notificación o de la autorización correspondiente.
•  En   las zonas peatonales los vehículos dedicados al transporte de contenedores adaptarán las operaciones de instalación y retirada de contenedores a los horarios establecidos por el Ayuntamiento para la realización de las operaciones de carga y descarga de mercancías en esa zona.
•  Los   contenedores de pequeña capacidad destinados al suministro de morteros para obra deberán cumplir las prescripciones citadas, y el lugar que ocupen será vallado de acuerdo con lo reglamentariamente dispuesto en la legislación vigente.

 

Artículo 27.- Retirada de los contenedores de obras

Se deberán observar las siguientes normas:

•  Los contenedores deberán taparse con lona o cubierta para su retirada y transporte.
•  Las operaciones específicas de cambio o sustitución de contenedores de escombro llenos por otros vacíos solo podrán realizarse en días laborables en el período comprendido entre las ocho y las veintidós horas, de lunes a viernes, y entre las nueve y las veintiuna horas, los sábados.
•  Los contenedores deberán ser retirados de la vía pública en los siguientes supuestos:

- Al finalizar el plazo para el que le fue concedida la licencia.

- En cualquier momento, cuando por causas de fuerza mayor sea requerido por la autoridad municipal o de sus agentes.

-También podrá ordenarse la retirada de contenedores que. aun poseyendo la correspondiente licencia, se encuentren colocados en lugares de la vía que deban ser ocupados por actividades o pruebas deportivas debidamente autorizadas y dadas a conocer con suficiente antelación (mínimo cuarenta y ocho horas antes del evento).

- Durante la celebración de las fiestas patronales, procesiones, actos protocolarios o cualquier otro evento que discurran por las vías en las que estuvieren colocados los contenedores, comunicando la celebración de los actos con una antelación mínima de cuarenta y ocho horas.

•  La Administración Local podrá proceder, en caso de incumplimiento de las normas sobre instalación de contenedores en la vía pública o de esta sin la correspondiente autorización, a la retirada de dichos recipientes de la vía pública por sus propios medios o mediante el auxilio de terceros.
•  Una vez retirados de la vía, los contenedores serán vaciados, en su caso, y depositados en el lugar que la Administración indique. La retirada de los mismos de dicho depósito por su propietario requerirá el previo pago de los gastos a los que ascienda la retirada, transporte y vaciado.

 

Artículo 28.- Transporte de mercancías

El transporte de escombros, arena, cemento, etc., deberá hacerse en vehículos acondicionados de tal forma que no pueda caer sobre la vía parte alguna de las materias transportadas. Si fueran susceptibles de producir polvo deberá ser acondicionada la carga con dispositivos de protección total que lo eviten y ser conducidos siempre a velocidad reducida

Los vehículos dedicados al transporte de escombros, arena, cemento, hormigón, etc. deberán circular por la vía pública con el chasis y las ruedas limpias de barro u otras materias que pudieran ensuciar la misma.

Los vehículos que transporten basura, estiércol, inmundicias y materias nauseabundas o insalubres, deberán estar acondicionadas de forma que se encuentren herméticamente cerrados. Si se utilizasen barricas u otros recipientes o envases, deberán reunir las mismas condiciones.

Tanto los vehículos como los recipientes y el material utilizado en esta clase de transportes, deberán estar cuidadosamente limpios

Los vehículos destinados al transporte de carne muerta para el consumo, deberán estar cerrados, sustrayendo su contenido a la vista del público y acondicionados de tal forma que protejan eficazmente la mercancía contra el polvo y las condiciones atmosféricas. El piso de estos vehículos deberá ser continuo y dispuesto de tal manera que impida pueda caer a la calzada ninguna clase de líquidos. Deberán mantenerse en perfecto estado de limpieza.

Se prohibe colgar, sobresaliendo de los vehículos, utensilios, embalajes u otros objetos, ocupar los costados como asientos y acondicionar defectuosamente la carga con peligro de caída o produciendo ruidos.

También queda prohibido transportar carga que sobrepase la cabeza de los animales de tiro en los vehículos de tracción animal, o la extremidad anterior, cuando se trate de automóviles, excepto postes destinados a obras y explotaciones eléctricas, telefónicas o telegráficas, u otras cargas que por su similar naturaleza o destino y para una mejor y más segura colocación podrán sobresalir de dicha extremidad hasta un máximo de dos metros. La carga no arrastrará en ningún caso, y sólo las acabadas de enunciar cargadas en vehículos de longitud superior a cinco metros podrán sobresalir por la extremidad posterior hasta tres metros. Sin embargo, en los vehículos de longitud inferior, este tipo de carga no podrá sobresalir por ninguna de las extremidades más de un tercio de la longitud total de vehículo Lo dispuesto en este párrafo se entiende sin perjuicio de las autorizaciones especiales de circulación temporal que podrá otorgar el Ministerio de Transportes a las empresas de servicio público de electricidad o telecomunicación.

En ningún caso la altura de la carga deberá afectar a la estabilidad de los vehículos.

No se permitirá circular a los camiones y camionetas con la trampilla caída.

En los automóviles de I a '. 2 a ' y 3 a ' categorías, destinados al transporte de mercancías, no podrán viajar más personas que las autorizadas en el permiso de circulación. Para hacerlo en la caja, se requerirá permiso especial expedido por el Ministerio de Fomento o Consejería de la C.A.M. correspondiente, si están provistos de tarjeta de transporte o. en otro caso, por la jefatura Provincial de Tráfico, sin que en ningún caso esté permitido viajar sobre la carga.

La carga y descarga de materias explosivas, inflamables, cáusticas, corrosivas, tóxicas, nauseabundas o insalubres se hará exclusivamente en los sitios autorizados para ello. Los vehículos que las transporten sólo circularán a las horas autorizadas y no podrán detenerse ni estacionarse más que en los lugares señalados para su carga o descarga.

Durante la noche los vehículos que transporten estas materias no podrán estacionar en la vía. en el interior de la población, debiendo hacerlo exclusivamente en los lugares autorizados para tal menester.

 

Artículo 29.- Circulación de transportes pesados, grandes transportes y caravanas

El titular o conductor de un vehículo, conjunto de vehículos o caravanas, cuyas dimensiones o las de su carga excedan de las señaladas en las normas reguladoras de los vehículos o de las vías por las que circulan, que pretenda la circulación por las vías titularidad del Ayuntamiento de Paracuellos de Jarama, deberá proveerse de la correspondiente autorización municipal previa.

En dicha autorización se fijará el itinerario de tránsito y la conducción, vigilancia y acompañamiento, en su caso.

Corresponderá a la autoridad municipal determinar las vías urbanas adecuadas por donde ha de transcurrir el transporte, el horario, los efectivos de la Policía Local que han de acompañar y cualquier otra circunstancia que se considere precisa para su ejecución.

 

 

Capítulo 3 De las actuaciones en la vía pública

 

Artículo 30.- Autorización o licencia municipal

Con carácter general, para poder realizar cualquier tipo de actuación en la vía pública deberá contarse con la previa autorización municipal. De dichos permisos se dará traslado a la Policía Local.

La autorización y licencia municipal para dichas actividades o actuaciones se otorgará o denegará en virtud de los informes técnicos oportunos, en función de las características de la actuación o espectáculo, su interés social o cultural y las molestias que puedan irrogarse a los vecinos. La solicitud se formulará conforme a lo establecido en la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común, acompañada de los documentos que : en su caso, le sean interesados por la autoridad municipal.

Las autorizaciones citadas se conceden en precario y no crean derecho alguno en favor de sus beneficiarios, por lo que podrán ser libremente revocados cuando las circunstancias del tráfico, riesgo y otras de análoga naturaleza así lo aconsejen.

 

Artículo 31.- Garantía o aval

Como trámite previo a la concesión de la autorización, y como condición de validez de la licencia, se exigirá, con carácter obligatorio, la constitución de un aval o depósito a todos los organizadores y responsables de cuantos eventos de naturaleza cultural, festiva, deportiva o similares deseen utilizar los bienes públicos municipales, así como todo tipo de dependencias, instalaciones y servicios de titularidad igualmente municipal. Dicho aval o depósito garantizará todo tipo de responsabilidades que se originen.

 

Articulo 32.- Eventos deportivos, culturales y fiestas populares

Si por los organizadores de los eventos no se presentan los correspondientes permisos y. en su caso, avales cuando les fueran requeridos por la Policía Local, se podrán suspender las actividades citadas.

Para la celebración de este tipo de actividades la entidad organizadora dispondrá de los medios materiales y humanos necesarios para llevar a efecto los eventos y garantizar la protección y seguridad de los mismos, pudiendo la Policía Local interesar el incremento o modificación de los adoptados para evitar perjuicios a la circulación rodada y peatonal.

La persona o entidad organizadora de los actos será la responsable de garantizar el mantenimiento de las medidas citadas hasta la finalización de los actos, así como de la retirada de cualquier tipo de instalación una vez finalizado el evento. En caso contrario, se podrán suspender los mismos por la Policía Local.

Los interesados en una reserva temporal de estacionamiento, con motivo de eventos culturales, deportivos, cinematográficos y análogos, deberán solicitarlo ante el Ayuntamiento, siendo tramitada dicha solicitud por el departamento municipal competente. De dicha autorización se remitirá copia a la Policía Local para su conocimiento.

 

Articulo 33.- Vados

Está sujeto a autorización municipal el acceso de vehículos o carruajes al interior de inmuebles cuando sea necesario cruzar aceras u otros bienes de dominio y uso público, o que suponga un uso privativo o una especial restricción del uso que corresponda a todos los vecinos respecto a todos los bienes, o impida el estacionamiento o parada de otros vehículos en el frente por el que se realiza el acceso. Dicha actividad se regula por su propia ordenanza fiscal.

El Ayuntamiento podrá suspender por razones del tráfico, obras en vía pública u otras circunstancias extraordinarias los efectos de la autorización con carácter temporal.

Cuando se solicite la baja o anulación de la autorización de entrada de vehículos que se venía disfrutando por dejar de usar el local como aparcamiento, se deberá suprimir toda la señalización indicativa de la existencia de la entrada, reparación del bordillo de la acera al estado inicial y entrega de la placa a los servicios municipales correspondientes.

Previa comprobación del cumplimiento de estos requisitos por los servicios municipales correspondientes, se procederá a la concesión de la baja solicitada

La autoridad municipal podrá reservar estacionamientos atendiendo a razones de utilidad pública o interés social.

Dicha reserva requerirá la posesión de la correspondiente tarjeta de autorización, expedida de acuerdo a la normativa vigente.

 

Articulo 35.- Rodajes

No podrá efectuarse ningún rodaje de película, documental, anuncio, etc. en la vía pública sin autorización expresa del Ayuntamiento, quien determinará en el permiso correspondiente las condiciones en las que deberá efectuarse el rodaje, en cuánto a duración, horario, elementos y vehículos a utilizar y estacionamiento, todo ello sin perjuicio de la tasa que corresponda.

 

Artículo 36.- Instalaciones

Se prohibe que en las calzadas y aceras se instalen quioscos, verbenas, puestos, barracas, aparatos, terrazas de establecimientos y construcciones provisionales así como que se ejecuten obras, sin haber obtenido la licencia de las Autoridades competentes y asegurar convenientemente el tránsito por tales lugares.

 

 

Capítulo 4

Señalización y balizamiento de las ocupaciones de las vías públicas por la realización de obras y trabajos

 

Artículo 37.- Características generales de la señalización

La señalización deberá ajustarse en todo momento a las disposiciones legales vigentes al efecto, sin que puedan ser alterados, bajo ningún pretexto, sus requisitos o modelos.

En un mismo poste no podrán colocarse más de dos señales reglamentarias, debiendo quedarse el borde inferior de la más baja a un metro del suelo como mínimo.

La señalización de las obras deberá estudiarse como un elemento primordial que. como tal, debe ser adecuadamente diseñado, presupuestado y exigido.

La señalización estará en función de las circunstancias concurrentes en cada tipo de ocupación.

El peticionario de la ocupación viene obligado y es responsable del mantenimiento y buena visibilidad de la señalización vertical existente en la calle y que quede afectada por la zona de obra, debiendo comunicar a los Servicios Técnicos del Ayuntamiento las posibles modificaciones necesarias en la señalización.

La reposición de la señalización vertical, una vez finalizada la ocupación, deberá hacerse de tal manera que mantenga los mismos criterios que el resto, es decir, que la altura y la situación transversal sea la que indica la normativa para zona urbana.

En todo momento se prohibe retirar una señal ya instalada sin que ésta sea sustituida por otra igual en lugar más visible, a no ser que esté motivado por un cambio de esquema de direcciones de la calle. En este caso deberán contar con la autorización del Ayuntamiento.

Cuando por la naturaleza y extensión de las obras se haga necesario la señalización horizontal en el pavimento, el color de las marcas que se utilicen será amarillo.

Si se tratase de un desvío provisional y las marcas pintadas en la calzada pudiesen provocar equivocaciones a los conductores, éstas deberán ser borradas por los procedimientos existentes actualmente en el mercado. Si se optase por ocultar la marca definitiva con pintura negra, dicha pintura se mantendrá en perfecto estado de conservación durante el tiempo que dure el desvío.

La señalización provisional de color amarillo será reflectante.

Una vez finalizada la obra, deberá reponerse la señalización horizontal que existía antes de efectuar aquella, con el mismo tipo de material y geometría.

 

Artículo 38.- Señalización y balizamientos mínimos

Toda actuación por obras o trabajos llevada a cabo en la vía pública, cualquiera que sea su naturaleza, deberá venir advertida por la señal de "Peligro, Obras".

Se dispondrá siempre de vallas que limiten frontal lateralmente la zona no utilizable para el tráfico rodado o peatonal. Las vallas se colocarán formando un todo continuo, esto es, sin ninguna separación entre ellas, reforzándose con paneles direccionales reflectantes en los extremos de la ocupación, colocados perpendicularmente al movimiento de los vehículos.

 

Artículo 39.- Señalización complementaria

Según las circunstancias, se debe completar o intensificar la señalización mínima con otras señales y elementos, entre los que se pueden destacar los siguientes:

•  La limitación progresiva de velocidad se hará en escalones de 20 Kilómetros/hora, desde la velocidad autorizada en la calle hasta la máxima que se determine en la señalización de la ocupación,
•  Cuando el estrechamiento de la calzada o el corte de la misma sea imprescindible, se señalizará con suficientes carteles-croquis de preaviso el camino de desvío a seguir.
•  Cuando las actuaciones reduzcan más de tres metros el ancho de la calzada se indicará la desviación con señales de "dirección obligatoria" inclinada a 45 grados. Estas señales se colocarán formando una alineación, cuyo ángulo con el borde de la calle disminuya a medida que la aumente velocidad permitida en el tramo.

La señalización habrá de ser claramente visible por la noche, por lo que cuando la zona no tenga buena iluminación las vallas serán reflectantes o dispondrán de captafaros o bandos reflectantes verticales de 10 centímetros de anchura Las señales serán reflectantes en todos los casos.

Los recintos vallados o balizados llevarán siempre luces propias, colocadas a intervalos máximos de 10 metros y siempre en los ángulos salientes, cualquiera que sea la superficie ocupada.

 

Artículo 41.- Modo de efectuar las ocupaciones

Como norma general, no se podrá cortar ninguna calle ni producir estrechamiento en sus calzadas superiores a lo indicado en este artículo.

Ninguna calle de sentido único podrá quedar con una anchura inferior a dos metros y medio libres para el tráfico.

Ninguna calle de doble sentido podrá quedar con una anchura inferior a cinco metros libres para el tráfico. A estos efectos se considerará que las calles con dos sentidos de circulación, separados por mediana, seto, isleta o cualquier otro elemento de discontinuidad, son dos calles de sentido único

Cualquier obra o trabajo que, no siendo motivado por causas catastróficas, no pueda ajustarse a las normas anteriores, habrá de estar especialmente autorizado por el Área de Tráfico en cuanto a señalización, balizamiento y ordenación de la circulación se refiere, previa presentación y aprobación de un plan de actuaciones y señalización, al que deberá atenerse en todo momento La autorización obrará en poder del responsable de la ocupación y en el lugar donde ésta se realice y se exhibirá a requerimiento de los agentes de la autoridad municipal, admitiéndose que, en sustitución de la autorización, se exhiba fotocopia de la misma.

Solamente las obras urgentes que no puedan esperar este trámite presentarán el plan de obras a posteriori, pero no podrán iniciarse sin cumplir las normas generales de señalización y además, por carácter urgente, habrá de trabajarse en ellas en turno doble.

Independientemente del tipo de ocupación o de vía en que ésta se realice, será obligatorio, una vez obtenidos los permisos necesarios, comunicar a la Policía Local, al menos con cuarenta y ocho horas de antelación, el momento en que se dará comienzo a la ocupación, para que se tomen las medidas necesarias. Incluso en los casos más urgentes, se comunicará igualmente con la mayor antelación posible

 

Artículo 42.- Ocupaciones en pasos peatonales

En las ocupaciones que afecten a las aceras y puntos de la calzada debidamente señalizados como paso peatonal, habrá de mantenerse el paso de los mismos.

La anchura mínima del paso peatonal será de 1.50 metros, medido desde la parte más saliente de las vallas de los elementos de balizamiento, garantizándose la misma en una altura de 2,10 metros.

Los cruces de calzada señalizados para peatones no verán reducida su anchura en más de un 50 por 100.

Siempre que sea posible deberá producirse el paso de peatones por la acera, aunque para ello será preciso disponer de elementos constructivos verticales con desarrollo en altura.

Habrán de instalarse pasarelas, tablones, estructuras metálicas, etcétera, de manera que el paso se haga sin peligro de resbalar y adecuadamente protegido, y cuidando que los elementos que forman el paso estén completamente fijos.

Cuando a menos de un metro de distancia del paso de peatones exista una zanja o excavación, será obligatoria la instalación de pasamanos o barandillas de protección.

En aquellos casos en que se justifique la imposibilidad de realizar obras sin mantener el paso de peatones por la acera, obligando con ello a circular a éstos por la calzada, se habilitarán los pasos adecuados.

Si además de lo indicado anteriormente, existiese peligro de que cayesen materiales, habrá de protegerse el paso con un tejadillo suficientemente resistente. En este caso, paso de peatones cubierto, será necesaria la iluminación artificial precisa que garantice la cómoda circulación de peatones, tanto de día como de noche.

En todo caso, y aunque se trate de ocupaciones de poca importancia en las que no sea necesario habilitar pasos especiales, el responsable de la ocupación cuidará de mantener en buen estado de limpieza los lugares por donde los peatones deben pasar.

 

Artículo 43.- Uso indebido de la vía pública

No podrán las casas de compra-venta, talleres mecánicos o de lavado, y cualesquiera otras empresas del sector de la automoción, utilizar la vía pública para estacionar vehículos relacionados con su actividad industrial o comercial, salvo que tengan autorizada expresamente una reserva de espacio.

Queda prohibido el estacionamiento de vehículos que lleven instalado soporte con publicidad, cualquiera que sea la actividad comercial o industrial que anuncien.

Se prohíbe igualmente la utilización de la vía pública con el fin de promover la venta de vehículos a motor, tanto nuevos como de segunda mano o usados, tanto de empresas como de particulares.

 

 

Capítulo 5 De la venta ambulante

 

Artículo 44.- Concepto

Se considerará venta ambulante la que se realiza por cualquier comerciante, fuera de un establecimiento comercial permanente, realizándose la misma en espacios libres y zonas verdes o en la vía pública, en lugares y fechas fijas o variables.

El Ayuntamiento podrá establecer una zona urbana de emplazamientos autorizados, fuera de la cual no estará autorizada la venta ambulante.

Las autoridades municipales podrán acordar el cierre temporal en determinados viales, habilitando zonas peatonales que permitan la instalación de mercadillos, con las limitaciones que señala la normativa vigente reguladora de la materia.

Solo se podrá autorizar la instalación de puestos aislados en la vía pública cuando su localización no dificulte la circulación de peatones, tráfico rodado o cualquier otro riesgo para la seguridad ciudadana.

 

 

Capítulo 6 Inmovilización de vehículos

 

Articulo 46.-Causas

Los agentes de la autoridad encargados de la vigilancia del tráfico podrán proceder, en la forma que reglamentariamente se determine, a la inmovilización del vehículo cuando, como consecuencia del incumplimiento de los preceptos de la Ley de Seguridad Vial, del Reglamento General de Circulación, o de la presente Ordenanza, de su utilización pueda derivarse un riesgo grave para la circulación, las personas o los bienes.

Esta medida será levantada inmediatamente después de que desaparezcan las causas que lo han motivado.

También podrá inmovilizarse el vehículo en los casos de negativa a efectuar las pruebas a que se refieren los números dos y tres del artículo 12 de la Ley de Seguridad Vial y cuando no se hallen previstos de titulo que habilite el estacionamiento en zonas limitadas en tiempo o excedan de la autorización concedida hasta que se logre la identificación de sus conductores.

 

Artículo 47.-Otros supuestos

Son supuestos de inmovilización:

•  La negativa a depositar o garantizar el pago del importe de la multa, una persona no residente en España.
•  Las deficiencias en el vehículo o su documentación previstas en la normativa de general aplicación.
•  Carecer del seguro obligatorio exigido por la normativa.

 

 

Capítulo 7 Retirada de vehículos

 

Artículo 48.-Supuestos

La Policía Local podrá proceder, si el obligado a ello no lo hiciera, a la retirada del vehículo de la vía y a su traslado al Depósito Municipal de vehículos, en los siguientes casos:

•  Siempre que constituya un peligro, cause graves perturbaciones a la circulación o al funcionamiento de algún servicio público o deteriore el patrimonio público, y también cuando puedan presumirse racionalmente su abandono en el vía pública.
•  En caso de accidente que impida continuar la marcha.
•  Cuando haya sido inmovilizado por deficiencias del mismo.
•  Cuando, inmovilizado un vehículo de acuerdo con el artículo 67.4 del RDL 339/1990, el infractor persistiere en su negativa a depositar o garantizar el pago del importe de la multa.
•  Cuando el vehículo permanezca estacionado en lugares habilitados por la autoridad municipal como de estacionamiento con limitación de horario sin colocar el distintivo que lo autoriza, o cuando se rebase el doble del tiempo abonado conforme a lo establecido en la Ordenanza Municipal.
•  Cuando un vehículo permanezca estacionado en los carriles o partes de las vías reservadas exclusivamente para la circulación o para el servicio de determinados usuarios.

Articulo 49.- Casuística

A titulo enunciativo, se considerará que procede y resulta justificada la retirada de un vehículo de acuerdo con la cláusula anterior:

•  Cuando la distancia entre el vehículo y el borde opuesto de la calzada o una marca longitudinal sobre la misma que indique prohibición de atravesarla sea inferior a tres metros o, en cualquier caso, cuando no permita el paso de otros vehículos.
•  Cuando se impida incorporase a la circulación a otro vehículo debidamente parado o estacionado.
•  Cuando se obstaculice la utilización normal del paso de salida o acceso a un inmueble de vehículos, personas o animales.
•  Cuando se obstaculice la utilización normal de los pasos rebajados para disminuidos físicos.
•  Cuando se efectúe en las medianas, separadores, isletas u otros elementos de canalización del tráfico.
•  Cuando se impida el giro autorizado por la señal correspondiente.
•  Cuando el estacionamiento tenga lugar en una zona reservada a carga y descarga, durante las horas de utilización.
•  Cuando el estacionamiento se efectúe en doble fila sin conductor.
•  Cuando el estacionamiento se efectúe en una parada de transporte público, señalizada y delimitada.
•  Cuando el estacionamiento se efectúe en espacios expresamente reseñados a servicios de urgencia y seguridad
•  Cuando el estacionamiento se efectúe en medio de la calzada.
•  Las paradas o estacionamientos que sin estar incluidos en los apartados anteriores, constituyan un peligro u obstaculicen gravemente el tráfico de peatones, vehículos o animales.
•  Cuando el conductor no lleve permiso de conducción o el que lleve no sea válido, En estos casos, sí el conductor manifiesta tener permiso válido y acredita suficientemente su personalidad y domicilio : no se efectuará ni inmovilización ni retirada, a menos que su comportamiento induzca a apreciar y fundadamente, que carezca de los conocimientos o aptitudes necesarios para la conducción.
•  Cuando por deficiencias ostensibles del vehículo éste constituye peligro para la circulación o produzca daños en la calzada.
•  Cuando el vehículo circule con una altura o anchura total superior a la permitida.
•  Cuando el vehículo circule con una carga cuyo peso o longitud exceda en más de un 10 por ciento de los que tienen autorizados
•  Cuando las posibilidades de movimiento y el campo de visión del conductor del vehículo resulten sensible y peligrosamente reducidos, por el número o posición de los pasajeros o por la colocación de los objetos o animales transportados.
•  Cuando esté estacionado.

- En los pasos para ciclistas.

- En los pasos de peatones.

- En las aceras o zonas peatonales.

- En las zonas reservadas a minusválidos

•  Cuando esté ocupando un carril de circulación exclusivo para determinados usuarios mediante señalización
•  Cuando esté ocupando un carril bus, o en las zonas reservadas a vehículos autorizados oficiales, embajadas, etc.

 

Artículo 50.- Otros supuestos

También podrá retirarse un vehículo de las vías públicas, en los siguientes supuestos:

•  Cuando esté estacionado en un punto donde esté prohibida la parada,
•  Cuando sobresalga del vértice de un chaflán o del extremo del ángulo de una esquina y obligue a otros conductores a hacer maniobras con riesgo.
•  Cuando un vehículo se encuentre estacionado en un itinerario o espacio que vaya a ser ocupado por una comitiva, desfile, cabalgata, actividad deportiva u otra debidamente autorizada.
•  Cuando sea necesario para la reparación y limpieza de la vía pública.
•  En caso de emergencia
•  Cuando hayan transcurrido 48 horas desde que se formuló la denuncia por estacionamiento indebido sin que el vehículo haya sido trasladado de sitio.
•  Cuando un vehículo se encuentre estacionado total o parcialmente dentro de un carril exclusivo y/o de protección.

 

Capítulo 8 Limitaciones a la circulación

 

Artículo 51.-Medidas

Cuando circunstancias especiales lo requieran, se podrán tomar las oportunas medidas de ordenación de tráfico, prohibiendo o restringiendo la circulación de vehículos, o canalizando las entradas a unas zonas de la población por determinadas vías, así como reordenando el estacionamiento

 

Artículo 52.-Limitación por peso y ejes

Con carácter general, y salvo autorización al efecto, no podrán circular por el casco urbano los vehículos de peso igual o superior a 16 T. de P.M.A., ni tampoco los vehículos articulados.

Los vehículos cuyos pesos y dimensiones excedan de los establecidos en la normativa general precisarán para circular por vías urbanas, con independencia de la autorización del Ministerio o Consejería correspondiente, un permiso expedido por la Autoridad Municipal, en el que se hará constar el itinerario que deba seguir el vehículo y las horas en las que se permite su circulación.

La presente norma no rige para el área comprendida en el Polígono Industrial de Paracuellos de Jarama.

 

Artículo 53.- Otras limitaciones

Queda prohibida igualmente, salvo autorización especial, la circulación de los vehículos siguientes:

•  Aquellos de longitud superior a cinco metros, en los que la carga sobresalga dos metros por su parte anterior o tres metros por su parte posterior.
•  Aquellos de longitud inferior a cinco metros en los que la carga sobresalga más de un tercio de la longitud del vehículo.
•  Aquellos que transporten mercancías peligrosas.
•  Los camiones y camionetas con la trampilla caída.
•  Los vehículos de tracción animal destinados al transporte de mercancías.

 

Artículo 54.-Vehículos de tracción animal

Los vehículos de tracción animal destinados al transporte de personas deberán estar provistos de una autorización especial, expedida por la Autoridad municipal competente, en la que se hará constar las zonas y el horario en los que se autoriza la circulación.

La autoridad municipal podrá determinar las zonas en las que se permita efectuar prácticas de maniobras con vehículos de doble mando y las normas a que debe ajustarse la realización de dichas prácticas.

Asimismo, podrá determinar los circuitos en los que habrán de realizar los correspondientes exámenes para la obtención del permiso de conducir.

Al propio tiempo, determinará las vías en las que se prohibe la realización de prácticas de conducción, en las cuáles el vehículo deberá ser obligatoriamente conducido por el profesor o persona que esté en posesión del permiso correspondiente.

 

Artículo 56.- Carriles excluidos y de protección

La Autoridad municipal podrá establecer carriles reservados a la circulación para una determinada categoría de vehículos, quedando prohibido el tránsito por ellos a cualquier otro no comprendido en dicha categoría.

Igualmente podrá establecer carriles de protección oportunamente señalizados sobre el pavimento con la finalidad de garantizar el paso expedito de vehículos de urgencia y seguridad, quedando permitida la parada pero prohibido el estacionamiento en cualquier parte del área interior delimitada por el carril.

 

Artículo 57.- Cierre de carriles

La Autoridad municipal podrá ordenar el cierre a la circulación rodada, parcial o totalmente, con carácter provisional o definitivo, de aquellas vías públicas que se estimen oportunas.

 

 

Capítulo 9 De los vehículos abandonados

 

Artículo 58.- Concepto

Se podrá considerar que un vehículo está abandonado si existen las circunstancias siguientes:

•  Se encuentra estacionado, por un período superior a treinta días en un mismo lugar de la vía pública.
•  Cuando transcurran más de dos meses desde que el vehículo haya sido depositado tras su retirada de la vía pública por la autoridad competente.
•  Cuando le falten las placas de matrícula.
•  Cuando consultada la Base de Datos de la D.G.T. el vehículo figure en la misma en “situación de baja".

Se excluyen de dicha consideración aquellos vehículos sobre los que recaiga orden de mandamiento judicial conocida por el Ayuntamiento de Paracuellos de Jarama para que permanezcan en la misma situación, aunque la autoridad municipal podrá recabar la adopción de medidas pertinentes en orden al ornato de la ciudad.

 

Artículo 59.- Procedimiento para recuperar la disponibilidad de la vía

Los vehículos abandonados serán retirados de la vía pública y trasladados a las dependencias que sean designadas por la Concejalía competente en la materia con el fin de recuperar la disponibilidad de la vía para uso público y evitar el atentado contra la estética de los lugares afectados.

Dicho traslado y permanencia será notificado a su titular o su legítimo propietario de la forma establecida en la Ley 30/1992, de 26 de noviembre ; de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y Procedimiento Administrativo Común, requiriéndole para que se haga cargo del vehículo, previo pago de los gastos de retirada, traslado y depósito del mismo, y apercibiéndole de que sí en el plazo de treinta días no lo hiciese se procederá a la ejecución por vía administrativa de apremio.

En la misma notificación se requerirá al titular o propietario del vehículo para que manifieste también, si de acuerdo con la ordenanza reguladora de la materia de Paracuellos de Jarama y la Ley 5/2003, de 20 de marzo, de Residuos de la Comunidad de Madrid, deja el vehículo o sus restos a disposición del Ayuntamiento de Paracuellos de Jarama para que lo entregue a un gestor autorizado o registrado para su posterior reciclado y valorización, o por el contrario, opta por hacerse cargo del mismo para su eliminación conforme a las prescripciones de dichas normas , significándole que en caso de silencio, transcurrido el plazo de treinta días, se entenderá que opta por la primera de las posibilidades.

Si el propietario del vehículo o sus restos fuera desconocido, la notificación se efectuará conforme a la Ley de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y Procedimiento Administrativo Común.

En todo caso, los propietarios de los vehículos o de sus restos deberán soportar los gastos de recogida, transporte y depósito, cuyo abono será previo en los supuestos en que opten por hacerse cargo aquellos, conforme a lo establecido en el apartado 3 del presente artículo.

Quienes voluntariamente quieran desprenderse de un vehículo pueden solicitarlo a la autoridad municipal mediante escrito al que se adjuntará la documentación relativa al vehículo y el último recibo del impuesto de circulación , haciéndose cargo de los gastos de retirada, transporte y depósito que se ocasionen.

 

 

TITULO IV Parada y estacionamiento

 

Capítulo 1 De la parada

 

Artículo 60.- Concepto

Se entiende por parada toda inmovilización de un vehículo con objeto de tomar o dejar personas o cargar y descargar cosas cuya duración no exceda de dos minutos y sin abandonar el conductor el vehículo; y si excepcionalmente lo hace, tendrá que tenerlo suficientemente al alcance para retirarlo en el mismo momento en que sea requerido o las circunstancias lo exijan. No se considerará parada la inmovilización accidental o momentánea por necesidad de la circulación.

En cualquier caso, la parada deberá hacerse situando el vehículo en la acera de la derecha, según el sentido de la marcha, aunque en vías de un sólo sentido de circulación también se podrá efectuar en la izquierda.

Los pasajeros deberán bajar por el lado correspondiente a la acera, el conductor, si ha de bajar, podrá hacerlo por el otro lado, siempre que previamente se asegure que puede efectuarlo sin ningún tipo de peligro.

 

Artículo 61.- Prohibiciones

Queda prohibida la parada:

•  En las curvas y cambios de rasante de visibilidad reducida, en sus proximidades y en los túneles
•  En los pasos a nivel, pasos para ciclistas y pasos para peatones.
•  En los carriles o partes de la vía reservados exclusivamente para la circulación o para el servicio de determinados usuarios, y, por tanto, en las zonas de peatones, en los carriles bus. bus-taxi y en las paradas de transporte público, reservadas para taxi o de cualquier forma. Por excepción, en las paradas de transporte público se podrán parar los vehículos de esta naturaleza y las reservas podrán utilizarlas los vehículos autorizados
•  En las intersecciones y sus proximidades
•  En los lugares donde se impida la visibilidad de la señalización a los usuarios a quienes afecte u obligue a hacer maniobras.
•  En doble fila, salvo que aún quede libre un carril en calles de sentido único de circulación y dos en calles de dos sentidos, siempre que el tráfico no sea muy intenso, no obligue al resto de los usuarios a rebasar la línea continua, y no haya espacio libre en una distancia de 40 metros.
•  Al lado de andenes, refugios, paseos centrales o laterales y zonas señalizadas con franjas en el pavimento tanto si es parcial como total la ocupación
•  En los rebajes de la acera para pasos de disminuidos físicos.
•  En los lugares donde lo prohiba la señalización correspondiente.
•  En   aquellos otros lugares donde se perjudique la circulación, aunque sea por tiempo mínimo.

 

Artículo 62.- Lugares

En todas las zonas y vías públicas, la parada se efectuará en los puntos donde menos dificultades se produzcan en la circulación, y en las calles con chaflán, justamente en el chaflán mismo, sin sobresalir de la alineación de los bordillos. Se exceptúan los casos en que los pasajeros sean personas enfermas o impedidas, o se trate de servicios públicos de urgencia o de camiones del servicio de limpieza o recogida de basuras.

En las calles urbanizadas sin acera, se dejará, en la medida de lo posible, una distancia mínima de un metro desde la fachada más próxima.

 

Artículo 63. Auto-taxis

Los auto-taxi pararán en la forma y lugares que se determinen por la autoridad municipal y, en su defecto, con sujeción estricta a las normas que con carácter general se establecen en la presente ordenanza para las paradas.

 

Artículo 64. Autobuses

Los autobuses únicamente podrán dejar y tomar viajeros en las paradas expresamente determinadas y/o señalizadas previo consenso entre el consorcio de transportes de la Comunidad de Madrid y la autoridad municipal.

 

Articulo 65. Transporte escolar

La autoridad municipal podrá requerir a los titulares de centros docentes que tengan servicio de transporte escolar para que propongan itinerarios para la recogida de alumnos.

Una vez aprobados estos, dicha autoridad podrá fijar paradas dentro de cada ruta, quedando prohibida la recogida de alumnos fuera de dichas paradas.

 

 

Capítulo 2 Del estacionamiento

 

Artículo 66. Concepto, forma y normas

Se entiende por estacionamiento toda parada de un vehículo cuya duración exceda de dos minutos, siempre que no esté motivada por imperativo de la circulación o por el cumplimiento de cualquier requisito reglamentario.

El estacionamiento de vehículos deberá realizarse respetando la equitativa distribución de aparcamientos y evitando la ocupación de los espacios de modo ilimitado impidiendo el uso por otros eventuales usuarios.

El estacionamiento de vehículos se regirá por las siguientes normas:

•  Los vehículos se podrán estacionar en fila ; es decir, paralelamente a la acera: en batería, es decir, perpendicularmente a aquella, y en semi-bateria, oblicuamente.
•  La norma general es que el estacionamiento se hará en fila. La excepción de esta norma, se deberá señalizar expresamente.
•  En los estacionamientos con señalización en el pavimento, los vehículos se colocarán dentro del perímetro marcado.
•  Los vehículos, al estacionar, se colocarán tan cerca de la acera como sea posible, aunque dejando un pequeño espacio para permitir la limpieza de esa parte de la acera.
•  En todo caso, los conductores deberán estacionar su vehículo de forma que ni pueda ponerse en marcha espontáneamente ni lo puedan mover otras personas A tal objeto deberán tomar las precauciones pertinentes. Los conductores serán responsables de las infracciones que se puedan llegar a producir como consecuencia de un cambio de situación del vehículo por causa de alguna de las circunstancias que se han mencionado, salvo que el desplazamiento del vehículo por acción de terceros se haya producido por violencia manifiesta.
•  No se podrán estacionar en vías públicas los remolques separados del vehículo a motor.
•  Se prohibe ocupar mayor espacio del necesario y dejar más de veinticinco centímetros entre el bordillo de la acera y la superficie exterior de las ruedas de los vehículos. La distancia entre vehículos no será menor que aquella que permita la entrada y salida de los mismos, y si fuera en batería, se dejará espacio suficiente para no dificultar a otros conductores la entrada en sus vehículos.

 

Artículo 67.- Prohibiciones

Queda prohibido el estacionamiento en las siguientes circunstancias:

•  En los lugares donde lo prohiben las señales correspondientes.
•  Donde esté prohibida la parada.
•  Sobresaliendo del vértice de una esquina, obligando a los otros conductores a hacer maniobras con riesgo.
•  En doble fila : tanto si el que hay en la primera es un vehículo, como un contenedor o algún otro elemento de protección.
•  En plena calzada. Se entenderá que un vehículo está en plena calzada siempre que no esté junto a la acera, conforme determine el artículo 24.4 de esta Ordenanza.
•  En aquellas calles donde la calzada sólo permita el paso de una columna de vehículos.
•  En las calles de doble sentido de circulación en la que el ancho de la calzada sólo permita el paso de dos filas de vehículos.
•  A distancia inferior a cinco metros de una esquina en calles de menos de tres carriles, cuando se moleste la maniobra de giro a cualquier tipo de vehículo.
•  En condiciones que se moleste la salida de otros vehículos estacionados reglamentariamente.
•  En las aceras, andenes, refugios, paseos centrales o laterales y zonas señalizadas con franjas en el pavimento, tanto si es parcial como total la ocupación.
•  Al lado de andenes, refugios, paseos centrales o laterales y zonas señalizadas con franjas en el pavimento.
•  En las zonas señalizadas como reserva de carga y descarga de mercancías.
•  En los vados, totalmente o parcialmente.
•  En un mismo lugar por más de ocho días consecutivos, salvo época estival.
•  Fuera de los límites señalizados en los perímetros de estacionamiento señalizados.
•  En las calles urbanizadas sin aceras
•  En las zonas que, eventualmente, hayan de ser ocupadas para actividades autorizadas, o las que deban de ser objeto de reparación, señalización o limpieza. En estos supuestos se dará publicidad a la prohibición por los medios de difusión oportunos y mediante la colocación de avisos en los parabrisas de los vehículos estacionados. Esta publicidad previa se efectuará con 48 horas de antelación como mínimo, salvo casos de justificada urgencia.

 

Articulo 68. Camiones, Remolques y vehículos de gran tonelaje

No se podrán estacionar los remolques o semirremolques separados del vehículo motor, camiones de mercancías peligrosas, autobuses, tractores y camiones de PMA superior a 3.500 kilogramos en todo el término municipal, salvo en los lugares expresamente reservados y autorizados por el Ayuntamiento al efecto; se consideran excluidos del término municipal a estos efectos los polígonos industriales, en los que podrán estacionar los citados vehículos, salvo en aquellos lugares expresamente prohibidos mediante la correspondiente señalización.

 

Artículo 69. Motocicletas y ciclomotores

Las motocicletas o ciclomotores de dos ruedas podrán ser estacionados, si no hay en la zona o calle espacios destinados especialmente a este fin, en andenes y paseos de más de 3 metros de ancho, a una distancia de 50 centímetros del bordillo.

Si los andenes o paseos tienen una anchura comprendida entre tres y seis metros, el estacionamiento se hará paralelamente al bordillo, y si es superior a seis metros, en semibatería. En el caso en que haya árboles, el estacionamiento se hará dentro de los espacios que los separen.

En todos los casos se guardará siempre la citada distancia de 50 centímetros del bordillo.

La distancia mínima entre esos vehículos estacionados según los apartados anteriores y los límites de un paso para peatones señalizado o de una parada de transporte público será de dos metros.

El estacionamiento sobre andenes y paseos se hará circulando con el motor en marcha y a velocidad no superior al paso humano.

El estacionamiento en la calzada se hará en semibatería, ocupando una anchura máxima de un metro y medio

Cuando se estacione una motocicleta o ciclomotor entre otros vehículos, se hará de tal manera que no impida el acceso a los mismos ni obstaculice las maniobras de estacionamiento.

 

Articulo 70.- Autorizaciones especiales

La Concejalía de Transporte y Movilidad podrá, con causa justificada y de manera motivada, expender autorizaciones especiales de estacionamiento en la vía pública para determinados colectivos profesionales o comerciales o centros oficiales, siempre y cuando éstos lo soliciten expresa y razonadamente.

Las autorizaciones revestirán la forma de tarjeta municipal, y no podrán hacerse nunca valer frente a denuncias por estacionamiento en lugares reservados al transporte colectivo, donde esté prohibida la parada y, con carácter general, en aquellos lugares donde se obstaculice la circulación de vehículos y peatones.

 

Articulo 71 - Zonas O.R.A.

La autoridad municipal podrá establecer en determinadas zonas regímenes de estacionamiento limitado, gratuitos o de pago, regulados por disco de control, parquímetros o cualquier otro sistema, con la finalidad de establecer un sistema de estacionamiento rotativo de vehículos.

Igualmente, podrá reservar en la vía pública espacio de estacionamiento para uso exclusivo de los residentes.

Tanto uno como otro supuesto se regulará por Ordenanza Municipal.

 

 

TÍTULO V Minusválidos

 

Artículo 72.- Minusválidos

Los titulares de tarjeta de minusválidos, expedidas por la Administración, podrán estacionar sus vehículos, sin ninguna limitación de tiempo y sin la obligación de sacar comprobante, en los estacionamientos regulados y con horario limitado.

 

Articulo 73.- Clases de permisos

El Ayuntamiento expedirá permisos especiales de estacionamiento para vehículos conducidos por el propio minusválido (vehículos adaptados o no adaptados) y permisos para vehículos en los que el minusválido viaja como pasajero (vehículos no adaptados). También podrá expedir tarjetas a las personas jurídicas que presten servicios de transporte de personas con movilidad reducida y que acrediten que disponen de vehículos para ello.

 

Artículo 74.- Documentación

•  Vehículos conducidos por minusválidos:

En el supuesto de vehículo conducido por el propio minusválido y para los aparcamientos en origen deberá éste formular ante el Ayuntamiento solicitud acompañada de:

•  Original y copia del permiso de conducir del permiso de circulación y ficha técnica del vehículo en que conste la adaptación en su caso. Se considera vehículo adaptado a efectos de la presente ordenanza el vehículo con embrague secuencial o automático. Será requisito formal imprescindible para la tramitación de la solicitud que el domicilio que figure en el padrón de habitantes coincida con el que se exhiba en los permisos de conducción o de circulación del vehículo.
•  Original y copia del NI F o Pasaporte. No se expedirá permiso alguno si previamente no se constata, de oficio o por el interesado, su empadronamiento registrado en el año de la solicitud.
•  Original y copia del Certificado de Minusvalía que acredite un grado de minusvalía igual o superior al 33 por ciento.
•  Declaración del periodo por el que solicita la reserva de espacio (se entenderá permanente para los supuestos irreversibles y temporal para aquellos en que la discapacidad sea transitoria siempre y cuando sea fehacientemente acreditada) sin perjuicio de la facultad de revisión en cualesquiera órdenes que se reserva el Ayuntamiento toda vez que dichos permisos son concedidos en precario.
•  Dictamen de persona de movilidad reducida (PRM) emitida por la Consejería competente de la Comunidad de Madrid.
•  Declaración jurada de no poseer plaza de estacionamiento en propiedad o en alquiler, en el caso de solicitarse plaza en origen.
  No se expedirá permiso alguno si previamente no se constata, de oficio o por el interesado, el abono o la exención del Impuesto Municipal de Vehículos de Tracción Mecánica correspondiente al año inmediatamente anterior al de tramitación de la solicitud.
•  Vehículos conducidos por no minusválidos:
En el supuesto en que el minusválido viaje como pasajero, además de la documentación expresada en los puntos 2 o a 5 o del apartado anterior, deberá presentar cualquier documento que acredite que el conductor es familiar directo del beneficiario hasta el segundo grado de afinidad o consanguinidad, aceptándose el certificado de convivencia del Registro Municipal Oficial de Parejas de Hecho, y para el caso que no resultare posible, acreditación suficiente de asistencia al discapacitado.
El minusválido beneficiario en estos casos debe tener una edad mínima de tres años.
•  Peticionarios no residentes:
El permiso también podrá ser concedido en aquellos supuestos en los que el minusválido conductor, sin ser residente en Paracuellos de Jarama, tenga su trabajo (por cuenta propia o ajena) en este término municipal, para lo cual deberá completar la documentación señalada anteriormente con aquella que acredite la relación laboral o la actividad profesional.
 

Artículo 75. -Dictamen de persona de movilidad reducida

El dictamen de persona de movilidad reducida (en adelante PRM) que emitirá la Consejería competente de la Comunidad de Madrid, es el documento indispensable para la concesión de la tarjeta de estacionamiento.

En el dictamen PRM deberán constar las siguientes circunstancias del solicitante:

•  Si se encuentra imposibilitado o presenta graves dificultades para la utilización del transporte público colectivo, y en caso afirmativo, si la situación de movilidad reducida es de carácter temporal o definitivo.
•  Si se encuentra imposibilitado para efectuar desplazamientos fuera del hogar.

 

Artículo 76.- Validez de los permisos

La tarjeta donde conste el permiso indefinido tendrá una validez de cinco años renovables, contando el período transcurrido del año en curso en que se solicita por primera vez.

Los permisos temporales tendrán la validez que se establezca específicamente para ellos.

Lo anteriormente expuesto rige sin perjuicio de que, revisadas las condiciones de otorgamiento, se determine su anulación o revocación.

 

Artículo 77.- Renovación

La renovación será automática para los concedidos con carácter indefinido, una vez que el Ayuntamiento ha comprobado la subsistencia de los requisitos que dieron lugar a la concesión del permiso, y sin perjuicio del deber de comunicar al inicio de cada año natural y en el modelo que se establezca, declaración jurada de subsistencia de las condiciones alegadas en origen.

Para los supuestos temporales quedará anulada automáticamente a la fecha de expiración del plazo de disfrute.

 

Artículo 78.- Características del modelo de tarjeta

Las indicaciones para la impresión de las tarjetas de aparcamiento serán:

•  En la tarjeta se harán constar el nombre y escudo del Ayuntamiento de Paracuellos de Jarama, con indicación del logo o imagen corporativa de la Concejalía de Transporte y Movilidad.
•  También se hará constar la condición del titular como "MINUSVÁLIDO CONDUCTOR” O "MINUSVÁLIDO ACOMPAÑANTE".

 

Artículo 79.- Registro de tarjetas

De cara a favorecer la utilización de la tarjeta por su beneficiario en otros municipios, el Ayuntamiento comunicará al Registro Único de Tarjetas de la Dirección General de Transporte de la Comunidad de Madrid la relación de tarjetas concedidas, denegadas, renovadas, caducadas y retiradas.

Los datos personales que disponga el Ayuntamiento, así como los que facilite el Registro estarán protegidos conforme a la normativa vigente en materia de protección y tratamiento de datos personales.

 

Artículo 80.- Derechos del titular de la tarjeta

El permiso de estacionamiento concedido por el Ayuntamiento permite a su titular:

•  Aparcar en las zonas de carga y descarga durante su horario de funcionamiento, hasta un máximo de 1 hora.
•  Acceder con el vehículo a zonas peatonales, comerciales y a recintos considerados artísticos o monumentales, siempre y cuando el destino del pasajero se encuentre dentro del mismo.
•  Aparcar gratuitamente en la zona O.R.A. durante su horario de funcionamiento, y durante el tiempo y con las condiciones señaladas en la tarjeta de autorización.
•  Estacionar en los lugares específicamente señalados y reservados para minusválidos que no se encuentren asignados a un titular concreto.
•  Estacionar con exclusividad en el lugar específicamente asignado de tratarse de una plaza concedida en origen.
•  Parar o estacionar en cualquier lugar de la vía pública durante el tiempo imprescindible y siempre que no se entorpezca la circulación de vehículos o peatones.
•  De acuerdo con lo contemplado en el apartado segundo de la Disposición Adicional Cuarta de la Ley 19/2001 de 19 de Diciembre, de Reforma de la Ley de Seguridad Vial, las tarjetas expedidas según el modelo reglamentario tendrán validez en todo el territorio nacional.

 

Articulo 81.- Deberes del titular de la tarjeta

El titular de la tarjeta de estacionamiento está obligado:

•  Las tarjetas cuyo titular sea una persona física solo podrán utilizarse cuando el titular viaje en el vehículo de que se trate, bien como conductor o como pasajero, o el conductor sin discapacidad vaya a realizar un servicio de traslado para la persona discapacitada.
•  Las tarjetas cuyo titular sea una persona jurídica solo podrán utilizarse en los vehículos para los cuales haya sido concedida, y siempre que en ese momento se encuentren prestando el servicio de transporte de personas con movilidad reducida.
•  A mantener en todo momento la tarjeta en las debidas condiciones de uso, siendo responsable de su cuidado y utilización. En caso de pérdida, robo o destrucción, deberán comunicarlo inmediatamente al ayuntamiento y no podrán hacer uso de los derechos reconocidos a los titulares de la tarjeta hasta la expedición de una nueva.
•  A utilizarla de manera adecuada y respetando siempre las condiciones de concesión, de acuerdo con lo previsto en esta Ordenanza. A tal efecto deberá colocar la tarjeta por su anverso en el salpicadero del vehículo de la manera más visible posible desde el exterior.
•  A comunicar al Ayuntamiento los cambios de domicilio y cuantas variaciones se produzcan durante el plazo de validez de la tarjeta y puedan afectar a su disfrute.
•  A entregar la tarjeta en caso de imposición de suspensión temporal de la misma, así como cuando haya de renovarse la autorización por cumplimiento del plazo.

 

Artículo 82.- Plaza en origen

Se entiende por plaza en origen aquella que se ubica en las proximidades del domicilio del minusválido, pudiendo ser tan sólo utilizada por él mismo.

La señalización de este tipo de plazas recogerá la matrícula del vehículo autorizado.

Sólo procederá la instalación de plaza reservada para minusválido en origen cuando el minusválido beneficiario de la tarjeta de autorización sea el propio conductor del vehículo. En ningún caso se instalará plaza reservada en domicilio cuando el minusválido sea pasajero.

 

Artículo 83.- Plaza en destino

Se entiende por plaza en destino aquella que no es en origen, es decir, reservada a un minusválido concreto e individualizado, ubicándose normalmente en recintos de utilización común tales como edificios públicos, centros sanitarios, docentes, deportivos, comerciales, de ocio, etc , pudiendo ser utilizada por el colectivo minusválido poseedor de la tarjeta homologada en los términos y condiciones previstos en la presente Ordenanza, incluso aunque la misma se haya concedido en cualquier otra ciudad de España o de la Unión Europea.

 

Artículo 84.- Señalización

Las plazas reservadas se señalizarán convenientemente, tanto en vertical mediante la colocación de la señal correspondiente con la leyenda "Excepto minusválidos autorizados ", como horizontalmente, pintando en el pavimento el logotipo homologado, símbolo internacional de accesibilidad.

Las dimensiones de las plazas de nueva creación serán de 5.00 por 3,60 metros cuando éstas sean en batería, y de 5.50 por 2 metros cuando sean en línea.

La instalación de las zonas reservadas de estacionamiento en vías o espacios públicos se efectuará lo más cerca posible de los accesos peatonales.

 

Artículo 85.- Estudio de necesidades

El Ayuntamiento de Paracuellos de Jarama pondrá en marcha un estudio de necesidades con el fin de determinar el número adecuado de plazas en destino a crear, en función de la demanda de las mismas por el colectivo minusválido y el espacio público disponible.

 

 

TÍTULO VI Régimen sancionador

 

Capítulo 1

De la retirada de vehículos y objetos de la vía pública

 

Artículo 86. Supuestos de retirada del vehículo

La Policía Local, sin perjuicio de la denuncia de las infracciones correspondientes, podrá proceder, si el obligado no lo hiciera, a la retirada de un vehículo de la vía pública y su traslado a las dependencias designadas a tal efecto por la autoridad municipal cuando se encuentre estacionado en alguna de las siguientes circunstancias:

•  Que constituya un peligro.
•  Si perturba gravemente la circulación de peatones o vehículos
•  Si obstaculiza o dificulta el funcionamiento de algún servicio público.
•  Si dificultan la equitativa distribución de aparcamientos que impidan la ocupación temporal de ese espacio de un modo limitado y rotativo por otros eventuales usuarios.
•  Si ocasiona pérdidas o deterioro en el patrimonio público.
•  Si se encuentra en situación de abandono.
•  En los carriles o partes de las vías reservados exclusivamente para la circulación o para el servicio de determinados usuarios.
•  En los lugares debidamente señalizados con prohibición de estacionamiento.
•  En caso de accidentes que impidan continuar la marcha.
•  En   cualquier otro supuesto previsto en la normativa vigente reguladora de la materia o en esta ordenanza.

 

Artículo 87 - Actos públicos, trabajos o servicios y casos de emergencia

Aun cuando se encuentren correctamente estacionados, la autoridad municipal podrá retirar los vehículos de la vía pública en las situaciones siguientes:

•  Cuando estén aparcados en los lugares en los que estén previstos el montaje o la realización de un acto público debidamente autorizado.
•  Cuando estén estacionados en zonas donde se prevea la realización de labores de limpieza, reparación o señalización de la vía pública.
•  En casos de emergencia.

El Ayuntamiento deberá advertir con la antelación suficiente, y en todo caso con 48 horas de antelación, las referidas circunstancias mediante la colocación de los avisos necesarios.

Una vez retirados, los vehículos serán conducidos a las dependencias designadas por la autoridad municipal, lo cual se pondrá en conocimiento de sus titulares y podrán retirarlos sin cargo alguno siempre que el Ayuntamiento incumpliera el deber de advertencia señalado en el segundo apartado de este artículo.

 

Artículo 88. Gastos de retirada y depósito del vehículo

Salvo las excepciones legalmente previstas, los gastos que se originen como consecuencia de la retirada del vehículo y su estancia en las dependencias correspondientes serán por cuenta del titular o infractor que tendrá que pagarlos como requisito previo a la devolución del vehículo, sin perjuicio del derecho de interposición de recurso que le asiste. Por otro lado, la retirada del vehículo solo podrá hacerla el titular o persona autorizada.

Las tasas por retirada de vehículos de la vía pública y depósito de los mismos serán establecidas en la ordenanza fiscal correspondiente.

 

Artículo 89. Suspensión de la retirada del vehículo

La retirada del vehículo se suspenderá inmediatamente, si el conductor comparece antes de que la grúa haya iniciado los trabajos de enganche del vehículo y toma las medidas necesarias para hacer cesar la situación irregular en la que se encontraba.

No obstante lo anterior, en cuanto a los gastos originados por el requerimiento del servicio de grúa, se estará a lo dispuesto en la Ordenanza Fiscal correspondiente.

 

Artículo 90. Retirada de objetos

Serán retirados inmediatamente de la vía pública por la autoridad municipal todos aquellos objetos que se encuentren en la misma y no haya persona alguna que se haga responsable de los mismos, los cuales serán trasladados a las dependencias designadas a tal efecto.

De igual manera se actuará en el caso de que el objeto entorpezca el tráfico de peatones o de vehículos, si su propietario se negara a retirarlo de inmediato.

 

 

Capítulo 2 De las infracciones y sanciones

 

Articulo 91. Infracciones. Naturaleza y calificación

Las acciones y omisiones contrarias a lo dispuesto en la presente ordenanza y las disposiciones del Real Decreto Legislativo 339/1990, de 2 de marzo, así como en los reglamentos que lo desarrollen, constituirán infracciones administrativas, de conformidad con la tipificación que de las mismas se establece en el título V del mencionado Real Decreto Legislativo y disposiciones concordantes que lo desarrollen, y en la presente ordenanza.

Dichas infracciones serán sancionadas en los casos, forma y medida que se determinan, sin perjuicio de que puedan constituir delitos o faltas tipificadas en las leyes penales, en cuyo caso el Ayuntamiento actuará en el modo previsto en el artículo 74 del Real Decreto Legislativo 339/1990.

Las infracciones a que hace referencia el apartado anterior se clasifican en leves, graves y muy graves, de conformidad con lo dispuesto en el Real Decreto Legislativo 339/1990, así como disposiciones que lo desarrollen y en la presente ordenanza

 

Articulo 92. Graduación de las sanciones

Las infracciones tipificadas en los artículos 65 y 66 del Real Decreto Legislativo 339/1990, y los reglamentos que los desarrollen, serán sancionadas según lo dispuesto en el artículo 67 del mismo y las normas reglamentarias que lo desarrollen. Las infracciones de la presente ordenanza que no sean las recogidas en el apartado anterior, se sancionarán del siguiente modo:

- Infracción leve: Multa de hasta 100 euros.

- Infracción grave: Multa de hasta 200 euros.

- Infracción muy grave: Multa de hasta 500 euros.

En todo lo relativo a medidas accesorias a estas sanciones, reducción de su cuantía por pagarla en un plazo determinado, pago fraccionado, reincidencia y demás cuestiones allí reguladas, que sean de la competencia municipal, será dé aplicación lo dispuesto en el artículo 67.1, 2. 3 y 4 del Real Decreto Legislativo 339/1990, normas reglamentarias que lo desarrollen, y normativa de procedimiento sancionador en materia de tráfico.

 

Artículo 93.- Recaudación de multas

Las multas deberán abonarse ante la Unidad de Recaudación del Ayuntamiento de Paracuellos de Jarama, directamente o a través de entidades bancarias o de crédito concertadas, dentro de los quince días siguientes a la fecha de la firmeza del acto administrativo sancionador en vía administrativa. Transcurrido dicho plazo sin haberse efectuado el ingreso, su exacción se llevará a cabo por el procedimiento de apremio

Cuando los sancionados tengan su domicilio fuera del ámbito de competencia territorial del órgano sancionador, el procedimiento de recaudación ejecutiva podrá ser realizado por dicho órgano conforme a su legislación específica.

 

Artículo 94.- Sujetos responsables

Respecto a la responsabilidad por las infracciones cometidas, se estará a lo dispuesto en la legislación estatal vigente, en concreto en el artículo 69 del Real Decreto Legislativo 339/1990, de 2 de marzo, por el que se aprueba el texto articulado de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial.

 

Articulo 95. Normas generales en el procedimiento

No se impondrá sanción alguna por las infracciones a los preceptos de esta ordenanza y de la Ley de Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial, y sus reglamentos, sino en virtud del procedimiento instruido de conformidad con las normas previstas en el Real Decreto 320/1994, de 25 de febrero que aprueba el Reglamento del Procedimiento Sancionador en dicha materia, demás normativa aplicable y a las contenidas en el presente título.

Con carácter supletorio se aplican el Reglamento del Procedimiento para el Ejercicio de la Potestad Sancionadora. aprobado por el Real Decreto 1398/1993, de 4 de agosto.

Para las infracciones leves que no supongan vulneración de la Ley de Tráfico, sino de las normas de esta ordenanza, podrá seguirse el procedimiento sancionador simplificado previsto en texto reglamentario citado en el punto anterior.

 

Articulo 96.- Denuncias

En las denuncias que se formulen, tanto a requerimiento como de oficio, deberá constar necesariamente:

•  La identificación del vehículo con el que se hubiera cometido la presunta infracción.
•  La identidad del conductor, si esta fuera conocida.
•  Una relación circunstanciada del hecho que se denuncia, con indicación del lugar, fecha y hora de la supuesta infracción.
•  Nombre, profesión y domicilio del denunciante, datos estos que podrán ser sustituidos por su número de identificación profesional, cuando la denuncia haya sido formulada por un agente de la Policía Local o de la Guardia Civil, en ambos casos en el ejercicio de sus funciones.
•  Las denuncias de carácter voluntario podrán formularse ante los agentes de la Policía Local o de la Guardia Civil que se encuentren más próximos al lugar de los hechos o mediante escrito dirigido a la Alcaldía-Presidencia.
•  Cuando la denuncia se formulase ante los agentes locales, estos extenderán el correspondiente boletín de denuncia en el que harán constar si pudieron comprobar personalmente la presunta infracción denunciada, así como si pudieron notificarla.

 

Artículo 97.- Órgano instructor y sancionador competente

De conformidad con lo establecido en el Real Decreto Legislativo 339/1990, de 3 de marzo, será competencia del Alcalde o del órgano municipal en quien expresamente delegue, en su caso, la instrucción de los expedientes incoados por infracción a los preceptos del citado Real Decreto Legislativo, así como los reglamentos que los desarrollen y de los preceptos de la presente ordenanza.

Según lo dispuesto en el artículo 68.2 del Real Decreto Legislativo, será competencia del Alcalde o del órgano municipal en quien delegue, en su caso, la imposición de las sanciones por infracción a los preceptos del citado Real Decreto Legislativo y de los reglamentos que los desarrollen, así como de los preceptos de esta ordenanza, conforme al cuadro de infracciones y sanciones anexo a la misma.

 

Artículo 98.- Recursos

Contra las resoluciones del órgano municipal competente en materia sancionadora podrá interponerse potestativamente recurso de reposición ante el mismo, en el plazo de un mes contado desde el día siguiente al de su notificación. Las resoluciones que pongan fin a la vía administrativa serán recurribles ante la jurisdicción contencioso-administrativa con arreglo a lo dispuesto en las normas que regulan dicha jurisdicción.

 

Artículo 99.- Prescripción de las infracciones

El plazo de prescripción de las infracciones previstas en esta ordenanza y normas supletorias de aplicación será el establecido en el artículo 92 del Real Decreto Legislativo 339/1990, de 3 de marzo, por el que se aprueba el texto articulado de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial.

 

Articulo 100.- Anotación y cancelación

De conformidad con el articulo 93 del Real Decreto Legislativo 339/1990. las sanciones graves y muy graves impuestas por el alcalde-presidente, y todas aquellas otras que conforme a la normativa conlleven detracción de puntos del permiso de conducción, una vez sean firmes en vía administrativa, serán comunicadas a la Jefatura Provincial de Tráfico para su anotación en el Registro de Conductores e Infractores en el plazo de quince días a su firmeza.

Los antecedentes se cancelarán de oficio una vez transcurridos tres años desde su total cumplimiento o prescripción.

 

DISPOSICION FINAL ÚNICA ENTRADA EN VIGOR

De conformidad con lo establecido en los artículos 65.2 y 70.2 de la ley 7/1985 Reguladora de las Bases de Régimen Local, la presente Ordenanza entrará en vigor a los quince días de la publicación completa de su texto en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid.

 

DISPOSICIÓN DEROGATORIA

Queda derogada toda la normativa municipal que se oponga o contravenga lo dispuesto en la presente ordenanza.

 

 

 

 

 

Sergio Krstic Gibert
Ex-concejal de Paracuellos